Defensoría de Niñas, Niños y Adolescentes - Provincia de Santa Fe
Facebook de la Defensoría NNyA Twitter de la Defensoría NNyA Canal de Youtube de la Defensoría de NNyA Instagram de la Defensoría de NNyA
  • Palabras
  • Audios
  • Videos
  • Fotos
  • Contacto
  • Novedades
  • Tus derechos

24/03/2016

Circular

Recostadas en los almohadones y el calorcito de la siesta que las abrazaba en la ventana, una niña y su abuela esperaban que llegara el tío para merendar. Los relatos y las palabras iban, venían, las acompañaban.

-¿Me contás un cuento? Uno que tenga cubos y un elefante. ¡Dale, porfa!- pidió la niña a su abuela.

-A ver, dejame pensar un ratito. ¿Qué podrían tener en común esas cosas?- reflexionó la mujer.

-Seguro que algo tienen que ver. Vos empezá a contar y que te lleve la historia.-

-Bueno, este cuento comienza en un otoño. Adentro de uno de esos cuadraditos que tienen las baldosas de algunas plazas. Justo ahí, cayó una hojita. Parece que fue la primera en llegar, porque estuvo un rato largo al sol solita. Creo que sintió que se había adelantado mucho quizás, que no era el tiempo. Pero al rato, al ver otras hojitas que como ella andaban de cubo en cubo, al ras del suelo, desde lo bajito, confirmó que a muchas les pasaba lo mismo que a ella. Lo que tenían en común era un hermoso color dorado que, muy lejos de hacerlas frágiles y quebradizas, les daba la magia y la memoria de los árboles que siempre están de pie.-

-¿Todo brillaba en el lugar de donde ellas venían?-

-No, en verdad había poquitas luces encendidas. Pero estas hojas, en esa plaza, eran como el parpadeo del faro. Quien las veía rodar, asomaba a un rayito de sol con valles de durazneros, niñas y niños felices, hombres que secaban los platos, y elefantes que ocupaban mucho espacio.-

-Pero abu, los elefantes siempre ocupan mucho espacio…-

-Es verdad, lo que sucede es que Abril –la elefanta de este cuento- llenaba todos los archivos, los registros, los documentos, los papeles, las fotos, los nombres, las fechas. Conocía y se acordaba de todo.-

-Aaaa… ¿por eso cuando tenés presente todos tus recuerdos, las letras de las canciones, las poesías, las películas, te dicen que tenés “memoria de elefante”?-

-Jaja, sí debe ser por eso. Seguro. Te sigo contando, porque un día la elefanta salió curiosa a conocer a las hojitas que daban vuelta por la plaza con su brillo particular. Imaginate el revuelo que causó, fue un día inolvidable. Su presencia, su peso, dejó una profunda huella en esta historia.-

-¿Y las hojitas? ¿se asustaron?-

-No, estas hojitas enfrentaron siempre al miedo, y a la sombra grande de Abril y su memoria pudieron descansar. Eso sí, nunca se detuvieron. Porque en los cubos mágicos, desde donde podemos asomar a nuestros sueños, hay lugar para que la ronda redonda crezca tanto tanto que dé vuelta al mundo.  

La niña le dio un abrazo bien grande a la abuela, de esos que circulan porque llegan al corazón.

(En Memoria y homenaje a La torre de cubos y Un elefante ocupa mucho espacio, cuentos prohibidos durante la última dictadura cívico militar. A sus autoras: Laura Devetach y Elsa Bornemann, y a quienes avivan la palabra contra el olvido y el silencio. Que los cuentos y relatos acompañen siempre a las niñas y niños, porque eso los hacen días para recordar)

Otras novedades

@

Rosario

Tucumán 1681 - CP 2000 - Rosario
Teléfonos: (+54 341) 472-1587 / 472-1588 / 472-1589

Santa Fe

Eva Perón 2726 - CP 3000 - Santa Fe
Teléfono: (0342) 457-2693


Rafaela

Brown 73
Teléfono: (03492) 45-3101

Reconquista

Patricio Diez 985
Teléfono: (03482) 43-8849

Venado Tuerto

9 de Julio 1040
Teléfono (03462) 40-8868


antalya çiçekçisi - royalhoney -